¿Sabías que se estima que el 50% de la población europea adulta sufre una enfermedad periodontal? Se calcula, además, que en España existen 8 millones de afectados por estas afecciones. Es decir, ¡1 de cada 3 personas presenta enfermedades de las encías! Puesto que se trata de un problema tan extendido, resulta interesante profundizar un poco en el tema… ¡sigue leyendo!

➡️ ¿Qué son las enfermedades periodontales?

Se trata de enfermedades que afectan a las encías. Dichas afecciones están causadas por bacterias –junto con las mucosidades y otras partículas- que se depositan sobre los dientes formando una placa que el cepillado no puede eliminar. Esto provoca la inflamación de las encías (gingivitis) y posteriormente, si no se frena, el daño de los tejidos blandos y los huesos que sujetan los dientes (periodontitis). Si la enfermedad se encuentra en un estado muy avanzado puede provocar la caída de las piezas dentales.

➡️ Factores de riesgo

Si bien las enfermedades periodontales suelen estar provocadas por una higiene insuficiente o inadecuada (que facilita la formación del sarro y la placa bacteriana), existen algunos motivos que facilitan el desarrollo de estas afecciones. Por ejemplo:

  • Fumar
  • Cambios hormonales en las mujeres
  • Enfermedades como la diabetes
  • La acción de determinados medicamentos
  • La propia genética de cada persona

➡️ Síntomas comunes

Aunque cada persona es diferente y cada boca se ve afectada de una forma concreta, hay determinados síntomas comunes para detectar las enfermedades de las encías. Por ejemplo, el mal aliento constante es un indicativo de ello. También lo son las encías rojas, inflamadas e incluso sangrantes o retraídas. Con respecto a los dientes, suele sentirse dolor al masticar o un exceso de sensibilidad. Es importante evitar “normalizar” estos síntomas o esperar a que remitan por sí solos. Lo aconsejable es acudir a la clínica dental siempre que se sienta alguna molestia.

➡️ ¿Cómo tratar la enfermedad?

En función del estado en el que se encuentren las enfermedades periodontales, se actuará de una forma u otra. Es esencial controlar la infección y eliminarla; así pues, cuanto más extendida esté, más complejo resultará el proceso. Por ejemplo, si la afección no se encuentra en un estado muy avanzado, es posible eliminarla con una limpieza dental. Los casos más graves pueden requerir cirugía.

Si quieres evitar que tus encías se vean afectadas por las enfermedades periodontales, no descuides tu higiene bucodental y visita regularmente al dentista. Recuerda que en la Clínica Mazuecos estamos a tu disposición para lo que necesites: ¡pide cita en nuestra clínica dental!