La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que, por lo general, se consume el doble de la cantidad diaria recomendada de azúcar. Y es que esta sustancia no solo está presente en los dulces. Aunque muchas personas no son conscientes de ello, su estilo de alimentación (consistente en alimentos procesados y bebidas industriales) aporta al organismo bastante más cantidad de azúcar de la necesaria.

Compartimos aquí algunos de los efectos negativos que tiene el exceso de azúcar en los dientes y te animamos a llevar una dieta equilibrada y una correcta higiene bucodental para evitar problemas.

➡️ Aumento de la placa bacteriana

La placa bacteriana es una película compuesta por bacterias y azúcares. Esta capa se pega a las piezas dentales, causando caries y enfermedades de las encías. Para prevenir su formación es necesario el cepillado diario (al menos dos veces al día), el uso de hilo dental y el empleo de enjuague. De igual forma, es aconsejable limitar el consumo de azúcares (en especial de aquellos alimentos más “pegajosos”, que queden adheridos a las piezas dentales). Hay que tener en cuenta que, si esta placa no se elimina, pueden aparecer todo tipo de problemas en los dientes y encías.

➡️ Caries

La caries es una de las afecciones dentales más habituales. Al hilo del apartado anterior, hay que señalar que este problema se produce por la presencia de placa bacteriana. Si las bacterias y los restos de comida no se eliminan, estos atacan al esmalte del diente. En caso de seguir avanzando, estos terminarán afectando a los tejidos y producirán las temidas caries. Así que, ¡cuidado con los restos de alimentos, especialmente aquellos azucarados que se adhieren a la superficie dental!

➡️ Encías inflamadas

¿Sabías que la acumulación de placa bacteriana puede acabar endureciendo tus encías? Este endurecimiento podría derivar en problemas periodontales, provocando su irritación y su posterior inflamación. ¿El resultado? Un considerable dolor y la posibilidad de la pérdida del tejido de esa zona. En los casos más avanzados de la afección, la encías se encuentran ya retraídas, provocando la caída de los dientes.

La acidez bucal, la fractura de dientes o la pérdida de empastes son también algunos de los aspectos negativos del exceso de azúcar en los dientes. En definitiva, cuanto mayor sea el consumo de azúcares, mayor es el riesgo de sufrir problemas bucodentales. Es por ello que desde la Clínica Mazuecos aconsejamos una reducción del consumo de alimentos azucarados, acompañado de una buena higiene. A todo ello hay que añadirle las visitas periódicas al dentista para garantizar el buen estado de la boca. Y tú, ¿cuánto hace que no vas a revisión? ¡Pide cita con nosotros! Te atenderemos encantados.