Los Brackets son objetos que se usan en ortodoncia y se pegan en los dientes para conseguir una posición correcta. Consiguen una mordida alineada, firme y estética. Al ser un objeto extraño que se introduce en tu boca, es inevitable necesitar un periodo de adaptación. Por tanto, para despejarte cualquier posible duda, te contamos los posibles efectos secundarios de los Brackets.

Lo efectos secundarios de los Brackets que vamos a contar a continuación, son pasajeros y tiene que ver con el periodo de adaptación. No te asustes si te ocurre. Te paciencia, buena higiene y sigue los consejos de tu ortodoncista; todo ello te ayudará a lidiar con ellos.

Dolor de dientes: Es totalmente normal que duelan, sobre todo los primeros días tras su colocación o tras los ajustes de cada visita. Es un elemento que está ejerciendo presión, por lo que es lógico que se sienta cierto dolor. A medida que te acostumbres, dolerá menos.

Aumento de la sensibilidad: Los pacientes que ya sufrían cierta sensibilidad, suelen ven aumentada esta sensación. Debido a la presión que ejerce la ortodoncia es normal notar los dientes más sensibles al comer.

Acumulación de sarro: Los Brackets dificultan la higiene dental diaria. El arco y las ligaduras impiden que el cepille llegue a todas las zonas, por lo que el irrigador bucal o los cepillos interdentales son muy importantes para mantener toda la zona limpia y evitar el sarro.

Gingivitis: La inflamación de las encías y sagrado aparecerá si no seguimos una buena rutina de higiene dental. Los restos de comida que no se retiran adecuadamente aumenta el riesgo de que aparezcan enfermedades periodontales y caries.

Limitaciones en la dieta: Se recomienda evitar alimentos duros, pegajosos y fibrosos, pues pueden romper los Brackets.

Aparición de llagas: El roce de los Brackets con el interior de la boca es posible que haga que aparezca llagas y heridas. Para evitar el dolor y roce, una de las mejores opciones es usar cera para ortodoncia.