El cepillado dental es un hábito indispensable para prevenir las dos patologías bucodentales más frecuentes: la caries y la enfermedad periodontal.  Para hacer que está técnica sea realmente eficaz, es importante conocer varios aspectos . ¡Te contamos algunos datos sobre el cepillo de dientes!

Datos sobre el cepillo de dientes

  • Es importante asegurarse de elegir un cepillo dental de calidad que reúna los criterios y estándares europeos
  • El aire seca el cepillo después de cada uso evitando que crezcan bacterias. Por eso es importante no taparlo con el capuchón. Se debe mantener de pie con el cabezal hacía arriba
  • Es importante que las cerdas del cepillo sean blandas o de dureza media. Las cerdas duras pueden provocar abrasiones en el esmalte dental
  • Los cepillos eléctricos presentan ventajas importantes. Se ha visto que remueven mejor la placa y reducen un 20% más la gingivitis.
  • El cepillo no debe compartirse nunca con nadie para evitar transmitir bacterias.
  • Un correcto cepillado debe tener una duración de dos minutos y realizarse con parta fluorada dos veces al día.
  • El recluso William Addis inventó el primer cepillo de producción industrial mientras cumplía condena en la cárcel en el año 1780
  • El cepillo debe cambiarse cada 3-4 meses o antes si las cerdas están deformadas. Un cepillo deteriorado no limpia correctamente
  • El cepillo de dientes tienes unos 5.000 años de antigüedad. Antes de su invención se usaban palitos de mascar. El cepillo con el diseño actual nace en 1938.
  • Es importante limpiar los espacios entre los dientes con hilo dental o cepillo interdental.